Miniserie “el arte-ciencia de programar sesiones”: Capítulo 6: Yoga, programar por meses y desde el cuerpo: ciclo menstrual

Los tres cerditos (o cerditas)

Hace unos días estuve en un intensivo de fin de semana con David Swenson en Barcelona (¡sí sí así que vuelva repito! me he vuelto groupie). Al finalizar una de las sesiones en la ronda de ruegos y preguntas una chica le preguntó a David ¿“Tú qué opinas de practicar durante el período”?.

David, (¡un majete total!) empezó a contarnos como un cuento con todo su gracerío de abuelo castañeta del yoga. Él en su día, había preguntado a tres yoguinis sobre este asunto. Y como en el cuento de los tres cerditos…

  • Una dijo que practicaba de igual forma que si no tuviera el período (haciendo ashtanga que es una práctica cañerita),
  • Otra le dijo que no practicaba
  • La otra que hacía una práctica adaptada y que no hacía posturas invertidas

Después de alguna que otra anécdota, el propio David acabó su explicación diciendo: “Yo te cuento lo que me han contado por que no puedo saber nada de eso. ¿Cómo voy yo a saber lo que tu cuerpo necesita?” ¡Ojú mi David!
Y aquí voy yo porque estoy con David. Nos han contado muchos cuentos y yo creo que el cuento sería otro: Ricitos de Oro

Ricitos de oro

Allá va ella tan contenta de paseo por el bosque sola (OMG, ¡imprudente! Tía loca!) Entra en una casa que “no es suya” y va probando. Nada se ajusta a lo que necesita y cuando algo sí le vale (lo del osito pequeño) va y lo rompe. Cuando la muchacha se queda satisfecha durmiendo en una camita muy “para ella” vienen a perseguirla por ello.
Y todo por ser tan curiosa y por salir de su casita y meterse en propiedades ajenas. Así es que -dependiendo de la versión- se la comen ¡ÑAM ñam! o se vuelve la pobre al redil con su mamá. ¡Mae mía de pensarlo solo me da ganita de llorar!.… Snif, Snif!

Ya me recompongo…  y recojo el hilo de la entrada anterior (sí, sí esa en la que venimos de observar la naturaleza cíclica de nuestro bicherío humano y la importancia de adaptar la práctica a las estaciones…. ) ¿Y digo yo, esos ositos no podrían quedarse en una cueva hibernando? Si es quee !aiporfavor! que no se pongan tan estupendos y dejen por lo menos, que rizos eche un ojo y mire (a modo de catálogo de ikea) qué es lo que le gusta. Ya si acaso ella, cuando quiera hacerse su casa tenga ideas para hacerla a su manera: a su medida y su gusto.

El de la mujer invisible y su casa

Propongo que sigamos observando lo que pasa a nuestro alrededor con un poco más de atención y miremos hacia lo más evidente, tanto tanto que parece “invisible”. ¡Anda fíjate! lo que nos encontramos!!

… Y es que en las clases de yoga suele haber mujeres, muchas, y muchas más que hombres. (¿Es tan común por tus lares como por los míos? ¿Pasa esto en tu clase? ). Un nuevo universo se abre ante mi. ¡Ajajá!! PAPUMM!

Y es que con este afán de observar y curiosear  me he dado cuenta de que no adaptarse al cuerpo que tenemos es tratar de meterlo dentro de un molde que no es el suyo como la casita de los ositos. Y… ah, no, no por ahí no paso, que no es nada yóguico y va en contra del principio de ahimsa (no violencia) y a este mundo hemos venido a ser felices y no a sufrir ¿sí o qué?

Y aquí voy. ¿No habrá una “casa” para nosotras donde se cuide nuestros cuerpos cíclicos?

Si no la hay: la hacemos ¡Qué coño, (nunca mejor dicho) Power for women! Es hora de adaptarnos a nosotras mismas y aceptar que nuestro cuerpo es distinto y como todo cuerpo necesita cuidado.

¿Cómo lo ves? ¿te vienes y buscamos una “casa” para nuestros rizos?

¡Juurrp! ¿Y por donde buscamos? Pues por donde íbamos ya ¿o qué? mirando nuestro bicherío de mujer que tiene la suerte de dar clase a mujeres y que también tienen un cuerpo cíclico. Y aquí mi cuerpo “sujeto” me ayuda a comprender, me enseña y me trae material de primerita clase del que aprender y sobre el que aprender.

¿Y digo yo.. sabremos observar el cuerpo para que nos ayude a entender lo que necesita?  ¿O llevamos tanto tiempo siendo cuerpo objeto que nos sabemos “mirarnos”?

Como soy principiante (también en esto) busco a quien sabe más para que me lo cuente y venga a leer y a probar. Si “ya de la ya”, te interesa este universo y lo quieres saber todito todo, no puedo dejar de recomendar, a “grito pelaoo” a Erika Irustra y su Camino Rubí. Cosita buena, buena.

“Me ser una aprendiente de este nuevo lenguaje y no lo habla muy bien aun” (lease con voz robot). Por eso os invito también a devorar Cuerpo de Mujer, sabiduría de mujer y saborear la sabrosa sabiduría (un poco new age, eso sí) de Christiane Northrup.

Christiane dice que el ciclo menstrual nos conecta con los ciclos de la naturaleza: de la creación y la destrucción (inspiración y espiración) con la luna y las mareras al igual que las estaciones nos conectan con los cambios en nuestro entorno.  Algunas culturas antiguas han llamado «lunares» a los periodos menstruales y es sabido que en ambientes naturales en los que no existe tanta luz artificial la ovulación tiende a ocurrir durante la luna llena, y la regla y el periodo de reflexión durante la fase oscura de la luna.

Aunque por estos lares urbanizados esto no sucede, “é verdá” que desde el punto de vista energético pasamos por un periodo de oscuridad cada mes (nuestra energía se viene bastantito abajo) y otras en las que sube y nos encontramos más luminosas. Así se entiende que a parte de los cambios visibles que suceden en el cuerpo estos también tienen su efecto en nuestra forma de pensar (consciente e inconsciente). Christiane lo explica asín:

“Desde el comienzo de la menstruación hasta la ovulación, estamos madurando un óvulo y, al menos de forma simbólica, preparándonos para dar nacimiento a otro ser (…). Muchas mujeres  encuentran que están en su cima de expresión en el mundo exterior desde el comienzo del ciclo menstrual hasta la ovulación: su energía es extrovertida (…) con nuevas ideas, es decir, son más   «fértiles». En muchas mujeres el deseo sexual está en su apogeo a mitad del ciclo, y nuestro cuerpo secreta en el aire hormonas que se han asociado con el atractivo sexual.”

Podemos entender también que estos cambios y evoluciones en nuestro cuerpo, se corresponden con una estación del año. Personalmente siempre he sentido que la bajona me da todos los años en primavera, es un mensaje de mi cuerpo que me dice: ¿”Todo florece y tú aquí sin cambiar, piensa un poco en ello y muévete que el verano está ahí”?

Así, veo un correlato entre lo que el cuerpo hace, siente y dice para nosotras y para que se escuche por los demás. Una energía particular, real y simbólica en cada fase del ciclo.

A lo Hansel y Gretel

Si aún no te he convencido y te quedas paradx en medio del camino pensando que vamos a entrar en una casita de chocolate en plan: “¿Y por qué o para qué  hacer algo distinto? ¿No se supone que somos iguales? ¿No habrá dentro de la casa una bruja feminista que me tire a la olla y quiera hacer conmigo una sopa?”

Aquí en modo bruja digo: Porque por “igualarnos a los hombres” tratamos nuestros cuerpos como si no fueran cíclicos. Los cuerpos “normativos” de los hombres no menstrúan, no paren, no tienen la menopausia… ¡pero los nuestros sí!

Y como diría mi asesora legal y próxima colaboradora: “Igualdad es tratar igual a lo que es igual y distinto a lo que es distinto”. Y si no escucho todo esto, si no lo tengo en cuenta, si lo hago invisible…. aquí el principio de adaptación… se va a tomar por saco. Y yo lo he puesto entre mis principios y no pienso olvidarlos.

Pero este tema no es nuevo: La práctica de yoga durante la menstruación es un tema bastante tratado en muchos libros como una “situación especial”.

Pero desde mi punto de vista podemos intentar avanzar y no solo “hacer distinto” únicamente durante la menstruación si no hacer algo adecuado a cada etapa del ciclo para cuidar y autocuidarnos.

Nuestras expertas hablan …

La maestra total en esto de adecuar la práctica al ciclo ovárico es Geeta Iyengar, su seguidora Patricia Walden y Bobby Clennell. Por aquí – que yo conozca-, Mónica Rodríguez que tiene una propuesta específica de Yoga para la mujer.

Patricia dice que a “nivel físico el yoga relaja el sistema nervioso, equilibra el sistema endocrino, aumenta el riego sanguíneo y de oxígeno de los órganos reproductores, purifica el hígado, fortalece los músculos que rodean a los órganos. A nivel mental, actúa aliviando la tensión y aumentando la relajación de manera que hipotálamo pueda regular sus hormonas con mayor eficiencia, le brinda un momento para ir hacia adentro escuchar a su cuerpo y responder a lo que oye.”La menstruación es una “limpieza a nivel emocional donde estamos más propensas a enfrentarnos a lo que nos molesta para liberarlo”.

Patricia está en todo y en su libro El libro del yoga y de la salud para la mujer: Guía para el bienestar físico y mental se ocupa de cada una de etapas de la vidita: de la adolescencia a la vejez abordando también problemas específicos. Ahí es na!

Igual que como hicimos con las estaciones, ¿Qué os parece si vemos qué está pasando en el cuerpos menstruantes y cómo podríamos adaptar la práctica a cada fase del ciclo?.

Trataré de simplificar intentando no ser simplista. Aquí hay mucha chicha y cada persona y caso es un mundo :

  • El ciclo menstrual comienza con el sangrado que acompaña al desprendimiento del endometrio. El cuerpo dice: “Ajá, no ha habido un ovulito fecundado, pues fuera esto ya sobra, y yo necesito descansar”.

Así, una práctica restaurativa será lo propio. También evitar posturas invertidas que no ayudan, sino que dificultan la expulsión del endometrio. A mi me gusta introducir ejercicios con material de soporte (hago una clase más modo Iyengar). Si tuviera que resumir y solo hacer una postura: Supta Baddha Konasana es lo que grita mi cuerpo.

Aquí una propuesta de Patricia Walden para esta etapa.

  • En la fase preovulatoria el cuerpo se deshace totalmente de la menstruación y generar nuevos óvulos. Frescos, frescos! En la primera mitad del ciclo es una fase de creatividad (es también una muy buena época para iniciar nuevos proyectitos)

Una práctica que ayude a limpiar el cuerpo dejará todo por ahí abajo más sanote. Suelo empezar a introducir posturas poco a poco, meto torsiones. Le empiezo a dar un poco más de caña con una clase de tipo vinyasa y un poco de invertirías para ayudar a secar y colocar el útero.

Otra secuencia de Patricia para esta etapa:  

 

  • Durante fase ovulatoria, que ocurre a mitad de ciclo, hay un aumento del nivel de estrógeno. Normalmente estamos que lo petamos y tenemos a tope de energía. Estamos más hacia fuera que hacia dentro. El cuerpo dice: ¡Veente paaca espermatocito!

Una práctica vigorosa nos ayudará a mantener el equilibro hormonal. Aquí yo me pongo en modo Ashtanga para disfrutar toda la energía de mi cuerpo.

Patricia propone…

  • Por último en la fase pre-menstrual (arriba de progesterona) tendemos a ir más a lo nuestro, hacia el interior a nuestra bola. Toca cuidarse para que todo funcione correctamente.

Christiane dice que el síndrome premenstrual “es una consecuencia de no respetar nuestra necesidad de subir y bajar como las mareas”. Y es que en esta época tocaría bajar y reservar un momentito para la reflexión desde un espacio para contemplar lo que se ha creado en el ciclo anterior y ver cositas que necesitamos cambiar o modificar.

Durante este período que suele ser visto como algo “chungo” el hemisferio cerebral derecho (intuitivo) está a tope y disminuye la actividad del hemisferio izquierdo (“disque” también aumenta la comunicación entre ambos). Es una fase para reconsiderar y transformar aquello que no nos mola.

Personalmente, he notado que recuerdo mucho más mis sueños y suelen ser más “reveladores”.

Durante la práctica de yoga mi el cuerpo me devuelve una “sensación” (dolorosa o no) de aquellas partes donde he tenido alguna lesión. Tal vez para que lleve ahí mi atención y mi mimo.

Allá que va la propuesta de Patricia Walden para esta etapa.

En mi práctica me decanto por en hacer posturas que ayuden a relajar y abrir la cadera. Hago más posturas de suelo para no cansar las piernas. También hago más posturas con apoyos.

Bien, voy recogiendo un poco de lo que he aprendido a modo de cimientos y os lo pongo en una tablita. Y esto e solo un aperitivo del festín que nos podemos dar dentro de la nueva casa! ¿Cómo lo veis? ¿Os suena? ¿Sintoniza esto con vuestra experiencia, reconocen vuestros cuerpos alguna de estas sensaciones y situaciones?

Menstrual PreOvulatoria Ovulatoria PreMenstrual
Días 1 a 6 7 a 13 14 a 20 21 a 28
Está pasando… El endomentrio se desprende Se desarrolla y crece el óvulo El óvulo listo para fecundarse El óvulo abandona el ovario
Luna Nueva Creciente Llena Menguante
Energía Pasiva Activa Pasiva Activa
Dirección Mundo interior Mundo exterior Mundo exterior /explansión, relación Mundo interior / reflexión
Estación Invierno Primavera Verano Otoño
Práctica yoga Reconstituyente Detox Vigorosa Preparatoria
Familias de Asana evitar Invertidas, pie, posturas con abdomen tenso, mula bandha Mula bandha
Familias de asanas Todas con apoyo:

– Estiramientos hacia atrás

– Supinas con apoyo, hacia delante, de pie y sentada torsiones suaves y extensiones con cuerdas.

– Buscar el mismo efecto que las invertidas con posturas como viparita dandasana en banco y setu bandha sarvancasana en banco

Invertidas, apertura de cadera, posturas de pie, torsiones y estiramientos hacia delante y atrás / Mula Bandha Invertidas, Extensiones / Si se quiere concebir evitar extensiones intensas y hacerestiramientoas hacia delante Sentadas, abrir cadera, ir hacia atras

En el tiempo que llevo dando clase he observado que tendemos a sincronizar nuestros ciclos, que hay cosas que funcionan y otras que no. También me encuentro que las alumnas vienen con problemas asociados al ciclo y que preguntan buscando en el yoga respuestas. !Está claro que hace falta ir haciendo preguntas!

Con lo poco que sé de momento, intento aportar alternativas para las distintas fases tanto en mi práctica como en clase con mis alumnas.

Si, eras como yo eres de las que se acuerdan de la regla cuando llega, te propongo desarrollar un poco más tu escucha interna y aprender todo lo que tu ciclo tiene que decirte. Creo que no hay manera más barata de aprender que escuchar tu cuerpo. Así de fácil.

Si no eres un cuerpo menstruante ni lo has sido, habrá que cambiar la estrategia y, como David Swenson, leer, preguntar, observar a tus alumnas en clase. ¡Todos y todas estamos aprendiendo a escuchar desde dentro o desde fuera!

Centro Ananda na Porta Faxeira

Siguiendo con mi periplo reportero me panté en la clase de Astanga de las 20.30 del centro Ananda.

logo_ananda

Ya entramos en el otoño y a estas horas ya es de noche. Diré que el local es hasta más mono a estas horas que de día. Mola subir por las escaleras y encontrarte la decoración de la pelu del primero.

Eespera_anandal local está muy bien: Tiene un cambiador espacioso con sitio donde dejar los zapatos y un armario bien grandote. También hay un baño y una salita de encantadora: Jenny tiene agua, algo de fruta y algunos libros de consulta con sitio para “estar” cómodament.

Continue reading

1,2,3, 14!! probando, probando! Ioga Iyengar Santiago

Con mi afán de reportera rejuvenecido, os traigo en primicia mis clases de prueba por toda la ciudad.

Mi idea es contar las distintas clases que hay, para que el yogui map no sea sólo una serie de datos de lugares donde imparten yoga, si no que vayan también acompañados de una experiencia de primera mano.

Espero que, compartáis también la vuestra para tener más valoraciones.

Empecé la semana pasada con el nuevo Centro Iyengar Santiago (anterior Sentir-se) en Galeras.

Como soy una niña buena, acordé con las profesoras (por mail) que iría a la clase. Lo que no sabía es que el centro había cambiado de nombre y que, la web disponible que consultaba ya no está actualizada.

Ania Piñeiro y Mavi Oliva ahora forman el centro de método Iyengar porque… son profesoras oficiales!!!. centro_iyengar

Aprovechando la ocasión, y mi afán de extender el yoga arround the word, fui con una amiga a la que le recomendé probar (y que la localización le viene muy a mano del trabajo).

Continue reading

La primera entrevista, imprevista! Unos momenticos con Rosa Rial (Almazen)

Aunque iba con preaviso, (no de fecha y hora) aparezco en el Almazen para ver si cuela y Rosa me concede la entrevista antes de la retirada, después de su clase de las 20,00. (Yo debería estar en clase… pero no tenía el día) y vengo de tormar algo.

Rosa, como siempre sonriente, acepta la propuesta así que, de camino a casa, paramos en el Derbi.

Después de explicarle cómo va la entrevista me deja grabarla pero no hacer foto porque “le da verguenza”. El mundo se lo pierde por que Rosa es un angelote rubio de ojos azules digno de ser recogido por mi cámaras… otra vez será!

Y le cuento como va la cosa: He preparado unas cuantas preguntas que le arrojaré a todo cuanto profesor de yoga se cruze por mi camino.

De la 1 a la 7 preguntas generales que todo alumno te pregunta alguna vez y luego un variado de cosas. La última es personal e intrasferible especial para cada entrevistado.

Y empezamos por una pequeña ficha técnica.

Ficha Técnica:

Lugar de la entrevista: Derbi, Plaza de Galicia

Edad: 39, para cuarenta el mes que viene.

Profesiones: Hago Bolsos (lo de diseñadores me da mucho corte…) Chica modesta! pasen y lean para saber más

Centro/Lugar en el que impartes e impartiste clases: Sólo en el Almazen

Aficiones confesables: Yoga! Claro! y ummm, que dificil! es que tengo un problema aquí es que a parte de lo evidente, (que es que me encantan los gatos), me aficioné a una cosa rara… Tiro con arco!

Probé al lado del aeropuerto en un sitio con paintball y esas cosas pero también hay en la universidad, pero solo lo dan un día y no me viene muy bien. De hecho es que es muy meditativo, hay una cosa que es japonesa que viene a ser esto: Tienes que estar muy con los sentidos alerta, con la atención fijada y jugar mucho con la respiración. Y engancha un montón…Voy a tener que hacerme con una dianita y ponerme en casa.

Continue reading

La vuelta al cole…sniff!??? Noooo!! Novedades para todo el año!

No es que quiera amargarle la vida a nadie con esto de volver a trabajar/estudiar simplemente es que quiero más y más yoga en mi vidiata! quiero volver al cole!!
Estoy preparando el nuevo curso y me reafirmo en mi intención de extender el yoga por el universo internáutico a base de chorradas de interés dudoso.

yoga save the world

Como si de un colecionable se tratara, voy a empezar a recopilar ideas que he ido teniendo y hacer una entrega mensual de novedades. Aquí una planificación previa:

SEPTIEMBRE

Voy a seguir probando nuevos sitios para conocer a todos los profesores y profesoras de la ciudad. Ya que estoy, si se dejan, les  hago una entrevista. Así que me convertiré en la reportera dicharachera del barrio yógico.

Si alguien sabe de nuevos locales o, el año pasado me dejé algo en el tintero que me lo haga llegar. Esto tendrá como reasultado la actualizacion del yogui calendar y yogui map.

OCTUBRE

Cada mes me centraré en una postura (que si no me disperso como una mona) Escribiré una entrada con recursos sobre esa postura. Empiezo con posturas de la sesión basica para ir introduciendo otras más rarunas.

Continue reading

Chaturanga!!!! Taller de Astanga en Almazen

Ya que parece que no tenía muy clara la diferencia entre el yoga Ashtanga y el Vinyasa me apunté con mi hermana al Taller de Ana Balboa en el Almazen.
Ibamos un poco nerviosas por si el asunto era demasiado cañero, pero el ritmo fue muy llevadero (toma rima!) tanto que se nos hizo corto y las tres horas se convirtieron en 3 horas y media!

Antes de entrar en la sala conocimos a Ana en el vestuario. Tal y como es debido nos preguntó cómo estabamos – mi hermana tenia un catarro a medio curar-, y también cuanto tiempo llevábamos haciendo yoga… Así nos dijo que iba a aflojar la clase y las pro tuvieron que adaptarse un poco al ritmo de medio gas de las novatas.

No me quedó muy claro de entrada pero por lo visto una clase de Astanga siempre tiene la misma estructura (ventajoso asunto para diseñar una sesion!)
La estructura completa seria:

Para terminar Ana cantó otro matra (no acabo yo de verle el aquel a el asunto)…

Y para cerrar nos plantó otros besazos y así se fue toda sonriente, después de habernos dejado con agujetas para tres días 😀

A parte de este primer contacto con la secuencia completa tambien saqué en claro es que las series de vinyasa yoga son mas abiertas que las de astanga que son siempre iguales.

Lo que destacaría:

-Me encanto la clase completa pero como soy friki me moló la parte introductoria en la que nos explico lo que eran los bandhas, mudras y Distri : sería bonito introducirlo en la práctica diaria…habrá que intentarlo.
-Respiracion abdominal. Debio ser la primera ver el hacia bien por qué día siguiente me dolían las clavículas y en la propia clase sentí como el aire llegado nuevas zonas de mis pulmoncillos.

25 Euros bien invertidos!!

Por si alguien se quedó con ganas de introducirse en esta modalidad, dejo aquí este vídeo de esta buena mujer que se parte la caja con sus vídeos (o consigo misma, no lo tengo muy claro) y mola.

Mi primera clase de yoga chispás…

Últimamente parece que trabajo a de comercial a comision del Yoga Consortium (si es que existe) por que no paro de recomendar a la gente que vaya a clasea de yoga.
Los hay que me dicen  “uiiii no!! no soy nada flexible” y yo respondo:  (en castellano y sin bofetada..)

flexible

Para los que no ponen excusas raras y se decidan pueden empezar por decidir dos cosa básicas:

Una vez decididos… ya estamos centrados!! Pero… Lo habitual es que surgan otras dudas como:

  • ¿Qué me pongo?
  • ¿Debo hablar con el profesor antes de entrar? ¿Qué me va a decir antes de empezar?

El sábado pasado acompañé a dos amigas a su primera clase de Yoga en el Almazen así que lo tengo fresquito:

En este caso, la profesora les dijo dos cosas:

1,¿Tienes alguna dolencia o particularidad que deba conocer?

Para que el profesor pueda ayudarte, no hacerte daño y saber qué cosas te puede suguerir y cuales no debe preguntarte esto, si no lo hace, mala cosa!! Como cualquier ejercicio físico el yoga considera las particularidades de cada uno y si no se adapta a ti pues…mejor buscar otra clase.

2.  Las normas son…: Ahimsa y Santosha!

Son dos un Yama y un Niyama del Yoga… pero de esto ya hablaremos. Para los profanos esto puede sonar muy raruno pero no quiere decir más que:

  • No hacerse daño
  • Disfrutar

A yoga no se va a hacer  acrobacias (o si)… Lo fundamental es irse conociendo, no hacer la postura “perfecta”. Si por buscar “la perfección” te haces daño, estás incumpliendo uno de los principios del yoga : Horrorrr!!(Además es del género tonto hacerse daño a uno mismo ¿no? )

mitos_yoga

A medida que te vas familiarizando con las posturas hay más y más cuestiones que interiorizar y que ves la perfección está muyyy lejos, no existe!: La postura de los pies, el giro de las piernas, la colocación de la cabeza y un sinfín de ecéteras!

Disfrutar para mi implica “entender la postura” buscar la comodidad, la fuerza justa, el esfuerzo preciso para estar en calma. Es cuestión de hacerse conscientes, entender los músculos que están trabajando y de qué manera lo hacen y cómo conseguir equilibrio.

En resumidas cuentas, cualquier profesor sensato nos dice a los principiantes:

1.      Respeta tu cuerpo
2.      Toma consciencia de tus movimientos

Cada uno lo dirá con sus propias palabras.. pero esto es lo básico. Así que habrá que hacerles caso!
Menos inquietudes? Resueltas las dudas? Pues venga! Todo listo para la primera clase!

Cuándo? Cuándo, cuándo, cuándo…? Yogui calendar

Ya que me he lanzado con los mapas, por qué no con los calendarios! Os presento:!
[googleapps domain=”www” dir=”calendar/embed” query=”title=Yogui%20calendar&mode=WEEK&height=300&wkst=2&bgcolor=%23FFFFFF&src=9eifedr557hleqk3utvo091glg%40group.calendar.google.com&color=%232952A3&ctz=Europe%2FMadrid” width=”800″ height=”600″ /]

  • He añadido todos los horarios de los locales que se incluyen en el yogui map  para que se puedan consultar fácilmente y sin tener que ir uno a uno buscando por los sitios.
  • Cuando llamé a alguno de los locales me dijeron que algunos horarios podían estar sometido a cambios, pero espero que todo esté correcto para este trimestre de 2013.
  • He puesto que las sesiones duran 1 h y media ya que nadie me ha dicho lo contrario y esto suele ser lo más habitual. Si no es así, a medida que vaya asistiendo a las clases lo iré corrigiendo.

Si accedéis al calendario  veréis todos los eventos un poco más separaditos. No he conseguido que se vean los de cada local en un color (como lo veo yo).

calendario horarios yoga

Además, que sepáis que si le dás ahí abajo, donde pone “Google Calendar” te puedes suscribir al calendario -si tienes una cuenta de google- te aparecerá junto con tus demás calendarios- y verás todos los cambios que vaya incorporando.  Añadir a GcalendarSimplemente te incorporará el calendario como uno más en tu lista y podrás ver cada horario de clase como una cita más. agregar calendario

Creo que esta información puede ser útil para quien necesite ir en una franja horaria específica y también considero que me ha quedado monísimo ;D! ¿no?

Con capas y a lo loco: El Yogui Map

Vamos por partes como dijo Jack el Destripador: Capas y capas!

En una entrada anterior escribía acerca de los distintos sitios donde imparten clases de yoga. Pues bien, escondido entre los distintos enlaces ahí un mapaese es el Yogui map.

Captura_yoguimap

Y para el que le parezca muy complicado he hecho un vídeo y todo… Y que no se diga que no le pongo medios al asunto!

En el mapa hay distintas capas: las capas se pueden hacer visibles o no montando una sobre otra los datos.

  1. En la capa más completa – hasta ahora- hay sitios donde imparte clases de Yoga

  2. En la segunda capa hay clases sitios donde se dan cursos para sacarse el título de instructor o formador

Enla primera capa, hay datos sobre los precios de las clases, grupos y horarios así como datos de contacto extraídos de los datos oficiales de google maps completados con datos está si fuera necesario.

Para recoger todos esos datos el llamado uno a uno a todos los lugares. Son datos recogidos la semana del 20 de noviembre 2013.

La idea es ir completando todos estos datos e ir incluyendo todos los datos que vayamos recopilando.

Alguna idea Bubu?

Yoga en Santiago de Compostela: ¿Qué se cuece por ahí?

cocinar

Ir a clase para aprender Yoga es lo propio. Vaya, habrá quien se compre un libro o busque recursos por Internet… pero si en algo nos parecemos los humanos es en nuestra pereza infinita, así que voy a dar por sentado que si se quiere aprender Yoga hay que empezar por “ir al cole”.

Cada vez veo más clases de Yoga: No sé si es un tipo de efecto “mujer embarazada” pero veo carteles, folletos y tarjetas de clases de Yoga por todas partes.

Así pues, para quien quiera encontrar una clase le ofrezco una pequeña guía de la información que he ido recopilando.

Para que no se diga que soy tendenciosa voy a ofrecer distintos criterios de búsqueda 😀

Buscando por proximidad

Aquí va un pequeño mapa de donde están los centros-ginnasios-locales donde se imparten clases. Explicaré de forma más detallada próximamente.

Buscando por tipo de yoga

No es que sea yo una experta pero… en general lo que se ve por aquí por occidente suele ser una mezcla de distintos tipos de yogas, fundamentalmente Hatha. Hay algunos sitios sin embargo que ofrecen otras modalidades.

Buscando por tradición

Los clásicos ginasios de la ciudad de toda la vida, han tenido que actualizarse un poco e ir introduciendo otras clases distintas a las clásicas de artes marciales, danza, aerobic… ahora es raro no encontrar una clase de Pilates o Yoga en cualqueir ginasio.

Buscando por experiencia

Clases particulares: De momento solo he encontrado clases de este tipo, impartidas por Toño González 

El centro más especializado sin duda es el AlmaZen, aunque lleva poco tiempo, cuenta con la experiencia de sus profesores.

Buscando por precio

En los centros socio culturales y gimnasios públicos hay también clases de yoga. Suelen estar más masificadas que los pequeños centros.

Imparte clases Carlos Gayoso (Actualizado! -gracias a Toño González que me avisa de que él no es el profe en estos centros-)

También suele haber clases de yoga, aunque todavía no sé si se ha formado grupo.

Y sigo investigando!