Me llamo Geeta

La web es cruel: hay entradas a miles de algunos temas y de otros flus! De Geeta encuentro entradas sobre su muerte (16/12/2018)  haciendo algunos panegíricos alabanciosos. Y de su vida, poco se dice más allá de que estudió yoga con su padre desde pequeña y que después empezó a sustituirlo durante sus viajes, así como que cuando se jubiló Guruji,  Prashant y ella codirigían el Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute (RIMYI).

Mi primer contacto con ella, sin embargo, fue para leer por primera vez sobre los pedos vaginales y creo que puedo asegurar que de esto sabría más que su padre. A mí me dejó patitiesa mi primer sirsasana con pedo incluido:  la vergüenza y la risa corrieron por mi cuerpo a partes iguales sin poder salir más que por donde ya os podéis imaginar.

Este artículo lo pondría en un altarcito. Iyengar, Geeta S. “La práctica de la mujer a lo largo del ciclo ovárico según GeetaJi” YOGA JWALA, Publicación de la asociación española de yoga Iyengar, Revista no 11, año 2010.

Para mi sorpresa, en este pequeño artículo de Geeta, contenía una forma de mirar el yoga que supondría para mí un antes y un después en concepción de la práctica de yoga.  MENSTRUACIÓN! hablar de la menstruación. Haaaaalaa!!

Geeta se puso a hablar de cómo cuidar tu cuerpo practicando asana y pranayama, no eludió el tema,  no habló de «apartarse» o ocultarse durante la menstruación, habló de cosas que nos pasan a las mujeres cuando practicamos asana, como los aires que nos entran por la vagina. VAGINA! Ha dicho vagina! Mon deiuuu!

Y es que las «vergüenzas de los cuerpos» son algo curioso. Sin duda son completamente culturales. Este tema me apasiona (no me veis, pero estoy dando saltitos en la silla). Veamos ¿hacemos un ejercicio mental? Prepararos para responder a preguntas complejas:

  1. ¿Qué está permitido o no socialmente que haga mi cuerpo? ¿Es igual en las distintas culturas en distintas épocas? Por ejemplo:
  • Soltar sus aires y por dónde: Eructar, pedear, estornudar, echar aire por los orificios varios…
  • Soltar líquidos y por donde: orina, sudor, saliva, menstruación…
  • Tener pelos y en donde
  • Mostrarse o no mostrarse y qué partes: el pelo, las piernas, los brazos y los genitales… (todos tenemos un amigo/conocido que tiene afanes exhibicionistas… y si no lo tienes es que eres tú)

2. ¿Se responde de igual forma si eres hombre o mujer?  Ajajá! Te pillé! ¿Lo habías pensado? Ve hacia atrás y vuelve a leerlo desde esta perspectiva.

Cómo és y qué hace un cuerpo normativo… Temazo. Ahí lo dejo.

Geeta no tenía pelos en la lengua (en otras partes sí) y fue la primera en analizar las particularidades de los cuerpos que menstrúan a la pensar en la práctica de yoga para cuidarlos. Y es que físicamente somos distintas y, hasta que ella puso el foco en las particularidades particularosas de las mujeres, todo estaba pensado para machos.

En capítulos anteriores… (léase con pausa dramática) hablamos de que la buena de Indra Devi  a la que no querían dejarla hacer yoga por ser mujer. El yoga antes no era cosa de chicas… Geeta  aprovechó la brecha que abrió Indra y se puso en el centro de la sala.

Su libro mítico es Yoga para la mujer, y esta línea de trabajo para mi, fue desarrollada de forma magistral por otras dos mujeres: Linda Sparrowe y Patricia Walden de las que espero hablar en otra ocasión.

En la familia Iyengar, todos han participado de las enseñanzas de Guruji, siguiendo su senda pedagógica. Geeta fue una currante, escribió a lo largo de su vida una serie de libros que fueron recogiendo su experiencia en todo cuanto iba haciendo.

  • Iyengar, Geeta(2000). Yoga Curso en acción Preliminar y Curso intermedio.
  • Iyengar, Geeta (2002). Yoga: A Gem for Women
  • Iyengar, Geeta (2007). Yoga para la Mujer. Ed Kairós
  • Clennell, Bobby; (Prólogo de Iyengar, Geeta) (2007) The Women’s Yoga Book: Asana and Pranayama for All Phases of the Menstrual Cycle
  • Iyengar, Geeta (2010)  Iyengar Yoga for Motherhood: Safe Practice for Expectant & New Mothers.

Hay saberes como la artesanía, la danza, y otras artes en las que organizar el conocimiento me parece particularmente complejo. Y así pasa que muchos libros yoguis son un poco inescrutables o a veces tiene un estilo de redacción al que los occidentales no estamos muy acostumbrados: sin unas estructuras claras, repetitivos, en espiral. Ella supuso un giro copernicano en la forma de explicar asana y otros saberes yoguis y además ejerció de «Editora» de su padre organizando su conocimiento.

Os invito fervientemente a ver y escuchar a Geeta por Youtube: Creo que veréis que ella era más que la hija de su padre.

Esta Guruma me ha marcado profundamente:

¡Esta mujer nos ha cambiado la vidita!

Yoga online o no online: Esa no es la cuestión. Preguntas y respuestas IV

Yoga online: ¿Para qué?

Llega la hora de ponerse a dar la clase y aquí entramos otro problema «Qué vas a enseñar si no sabes a quien se lo estás enseñando!» OMG! como pedagoga que soy esto hace que me reviente un poco la cabeza…

Es el momento de pensar en el valor fundamental que tiene tu sesión, en «para qué» la estás haciendo. Creo que la respuesta siempre está en ponerte en los zapatos del otro. Cuál es el objetivo, hacia dónde quieres traer el foco y traer conciencia! 

No me voy poner pesadota con cosas pedagógicas relacionadas con la secuenciación (Para eso tenéis la macro serie de Planificación de la enseñanza) pero para la situación actual creo que es relevante pensar en las personas con orejas que soléis tener en frente en clase: En casa sin moverse, despistados sin guía para la práctica… ¿Cómo ayudarlos ? ¿Cómo puedes poner tu conocimiento a su disposición? qué crees que necesita? 

Luego hay cosas que tiene una clase presencial  que se pueden perder si no le ponemos amorcito y  tratamos de asegurarlo en lo virtual: la seguridad, cercanía y la personalización. No es tarea fácil cuando te separa una pantalla y a veces miles de kilómetros.

  • Seguridad: Haz una clase con cero riesgos. E impón un poco de «sentidiño» (como se dice por aquí),  haz a tus alumnos responsables de su cuerpo. 
  • Cercanía: Exprésate claramente como lo harías presencialmente. 
  • Personalización: ¿Por qué no? si sabes de alguien que vaya a asistir a tu clase o ver la clase grabada puedes darle pautas específicas en determinadas situaciones. 

Por último la gran pregunta Yoga Online ¿Por qué? 

Seguramente para esta pregunta no necesito que te de la respuestas. Y es que si eres instructora de yoga será por que te encanta el yoga y no conoces mejor forma de disfrutar que compartir lo que sabes con los demás y crecer con tus alumnitos en tu clase.

Para muchas instructoras sin centro propio dar clases online puede ser una manera estupenda de ganar independencia económica y lanzarse a un nuevas experiencias profesionales y llegar a más alumnas. 

También por que no, por que das un servicio y posiblemente vivas de ello y necesites comer (qué cosas, ¿no?).

¿Un poco más de ayuda?

La cantidad de preguntas que surgen he creado el grupo «Yoga online», grupete en facebook privado para hablar de estos temas ya que últimamente no paramos de hablar de este asunto. Un sitio específico para preguntar y responder entre todos y avanzar juntas. 

Grupo face yogaonline

Iré sacando temas para ampliar cada una de estas preguntas, compartiendo recursos y trucos que vayamos aprendiendo. ¿Te vienes? 

 

Yoga online o no online: Esa no es la cuestión. Preguntas y respuestas III

Yoga online: ¿Cómo?

Bueno, ahora nos ponemos a ver cómo grabar o transmitir en directo por el medio que sea. Vamos a ver cómo hacerlo. Se te tiene que entender y para eso se te tiene que ver y escuchar (¿Sí o qué?): 

Te resumo todo esto en tres palabras: «Prueba y prueba».

Si lo que quieres es que se te oiga bien en una grabación sin ningún «complemento» así en crudo te recomiendo :

  • Ponte cerca de la cámara
  • Graba la voz aparte desde cerca o con un micro (el de tus cascos puede estar decentemente bien). Casi todas las app de edición de video tienen una opción para grabar voz en off.
  • Ponte en un sitio pequeño, que tenga una buena acústica o créala tú eliminando rebotes de sonido unas mantitas y cojines fuera de cámara.

El asunto es que cuando grabas con tu móvil (que supongo que será lo que hacemos la mayoría) el sonido lo capta el micro interno… y si quieres alejarte un poco y moverte vas del ala para que se escuche con un poco de calidad.

He estado revisando varios sitios y consultando a compis que han probado, os dejo una tabla con los que parecen ser los micros más baratos y resultones más adelante.

Unos truquis: Las Luces y las sombras.

Continue reading

Yoga online o no online: Esa no es la cuestión. Preguntas y respuestas II

moneyYoga online: ¿Cuánto?

Temita espinoso por aquí del que cuesta mucho hablar, pero hay que hacerlo!

Demasiada oferta de clases y gratis se convierte en pandemia! (Aquí os dejo un artículo de yoga en Red sobre este asunto)

Si has empezado a grabar, tal vez te aqueje el «famoso síndrome del impostor» y puede ser que ahora estés pensando «no puedo cobrar por este churro que estoy haciendo ahora gratis… » pero prolongandose en el tiempo esta situación es insostenible para todas: eres alumno posiblemente quieras pagarle a tu profe para que pueda seguir ofreciéndote clases. 

Y bien ¿cómo cobrar-pagar esto? para que sea justo:

  • Como profe posiblemente sea fácil pensar qué cobrar:
    • Una clase presencial con menos alumnos (más exclusivo)
    • Una clase más corta (menos contenido)
  • Pues vamos a ver entonces qué cobrar por:
    • Una/varias clase grabada
    • Una clase retransmitida

La clave está en dar el precio en función del valor ¿que tiene una clase presencial que supuestamente no tiene una online? Poniéndonos en el pellejo de un alumno: 

Podríamos decir que la relación pero…

  • Si yo asisto a una clase en directo con zoom y mi profe mira a la pantalla y me dice: «Pepita ten cuidadín con tu rodilla que veo que estás forzando y con tu lesión de X no va bien»
  • Si tengo una clase grabada «para mi» desde el conocimiento que tiene mi teacher de lo que necesito

Esto tendrá un valor diferente a una clase online que se hace para alguien indeterminado.

El valor de la clase esta ahí, con independencia del medio. Por jugar un poco con las palabras:

Importa el «para quien» y no el «cómo» 🙂 Clases distintas, precios distintos.

Si lo que quieres es grabar clases «genéricas» tendrás que ofrecer una secuencia que sea «apta para todos los públicos».

Yo recomendaría a todo el mundo contratar a profesionales para grabar (tienen un equipo infinitamente mejor que el que puedas tener, tienen otra visión del espacio, de cómo manejar el sonido, de cómo montar y arreglar un vídeo para que no sea todo una sosez de plano fijo -como supongo que hemos estado haciendo todos los profanos-).

Te recuerdo que he creado un grupo para seguir charlando sobre este asunto. Estás invitada a entrar!

 

Yoga online o no online: «Esa no es la cuestión». Preguntas y respuestas I

Respuestas petadoras baratas y razonables a las preguntas más importantes que te estás haciendo.

Y qué hay de otras bonitas preguntas que hacerse:  ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Cómo?, también ¿Cuánto? pero sobre todo ¿Por qué?

Si estás pensando: «Tengo un liiiioo monumental» con este tema, traigo todo un plan para echarte una mano en este momento ya que la formación online es lo mío!. Vamos a ir preguntándonos cosas a ver si así nos aclaramos un poco. Me he dado una panzada de recopilar cosas interesantes.

Continue reading

La embajadora del yoga: Indra Devi


Corre Forrest Corre!!


Leer las aventuras y desventuras de esta mujer te hace pensar de inmediato en una película fantástica o en el realismo mágico clásico: viajes fantasticosos, gentes varias, situaciones extravagantes y una mujer haciendo cosas extraordinarias. Pionera viajera, evangelista del yoga, actriz, bailarina… esta mujer menuda ha hecho cosas bien grandes! Con razón su biógrafa ha dicho de su vida que es como una«exotérica versión de Forrest Gump».

Y no sólo es que fuera corriendo de un lado a otro del planeta disfrutando de la vida como «caja de bombones»…. Eugenia Vassilievna Peterson, nació en Riga, Letonia, en 1899, murió en Argentina en 2002 y entre medias hizo de todo un poco.

Te la puedes encontrar en fotos de los años 50 en Hollywood, en documentales sobre el Kremlin, en youtube hablando perfecto castellano explicando cómo limpiarse la cara sin agua. Dos guerras mundiales, dos maridos y muchos kilómetros separan a la joven bailarina y actriz de su Letonia natal a la consagrada mesías del yoga en occidente.

Continue reading

Guru …. Guruma

Llevo tiempo planteándome una serie de cuestiones que me rondan como un gato a cada paso haciéndome tropezar y que me dejan con la cabeza pesadota como si tuviera una manada de buitres acompañándome.

cat arroundA modo de exhibicionismo las saco aquí para compartir a reflexión y tal vez alimentar algún ejercicio de dialéctica con las ávidas lectoras que a veces se asoman por mi humilde morada…“quidicir”: que a ver si alguien comenta algo.
Una de las cosas que más me gusta en la vida es buscar cosas en google, tontunadas varias para llenar algún momento de curiosidad mórbida y fugaz y procrastinar un rato. Vamos con un ejemplo de este tipo de tontunismo:

  • Busco “yoga mujer”: me encuentro en las tres primeras páginas montón de tiendas de ropitas.
  • Busco “yoga hombre”: me aparecen estudios sobre los beneficios del yoga, escuelas, gimnasios….

No es que no me guste la ropa de yoga (que suelo ir a cazar los mejores algodones a al vecino y amiguisimo Portugal)… pero me gustaría que el yoga para la mujer se relacionase múltiples asuntitos y no solo con bienes de consumo.

Si alguien no me sigue creo que puede ser bien ilustrativo estos días ver cómo se hace famosísimo el satisfayer “está bien” es divertido y aceptable pero ha sido siempre tabú hablar del placer y la masturbación que no sea de los hombres heteros.

Pues no quiero hablar de ropa ni de juguetes sexuales si no de cómo poner a las mujeres y lo que tienen que decir en el centro del escenario.
Como no podría ser de otra forma, hay un lugar en la historia del yoga para muchas mujeres que han contribuido a potenciar el conocimiento y crear escuelas:

Y es que aparte de gurús, también hay gurumas. Como se diría por aquí “U-las”?

“Doy por inaugurado este pantano” y empiezo una serie de descubrición de mujeres en el yoga a modo de recorrido histórico y social a algunas las tengo muy cerca otras me quedan más lejos…

El secreto de todos los poderes yóguicos: tan lejos, tan cerca

Estoy plenamente convencida que » la madre te todos los corderos» está en la práctica constante: El superpoder de un yogui es sin duda su perseverancia. Pero… ¿habrá kriptonita en el ambiente? ¿Será septiembre, el cambio de horario…?¡

¡¡¡¿Prana matutino, por qué me has abandonado?¿Porque no consigo levantarme a practicar?!!!

Ahora mismo, me cuesta un riñón, un pulmón y alguna que otra tripa importante, levantarme por las mañanas. Antes «era de esas» que se levantan de un salto para hacer miles de cosas, ahora soy más de «25 minutitos o una horita más… zzzz por favor…».

Continue reading

Miniserie » el arte-ciencia de programar sesiones»capítulo final: Registrando y archivando tus clases. Con «recurso total» de regalo.

6 capítulos, muchos meses, muchas letras…  (Esta “mini” serie va a ser que es maxi) pero con este ya toca ir cerrando. ¿Sí o qué?

Recopilando: Tenemos info sobre cada nivel, ver cómo ir haciendo clases durante el curso y cómo organizaros dentro del mes (para ir acompañando a los cuerpo cíclicos). ¡Protocolos, protocolos, protocolos!!! Y es que a lo largo de esta serie se ha hablado de todo un poco y espero algo de todo esto os pueda ayudar a organizar vuestra enseñanza

Si me has seguido hasta aquí… posiblemente (estés mal de lo tuyo) y te estás preguntando ¿cómo “operativizar” todo este rollo para usarlo en mi a planificación? Bien sure! es hora de pasar de la teoría a la práctica. Y tranquilxs que sí o sí vamos a hacerlo y va a quedar monísimo.

Continue reading

Miniserie “el arte-ciencia de programar sesiones”: Capítulo 6: Yoga, programar por meses y desde el cuerpo: ciclo menstrual

Los tres cerditos (o cerditas)

Hace unos días estuve en un intensivo de fin de semana con David Swenson en Barcelona (¡sí sí así que vuelva repito! me he vuelto groupie). Al finalizar una de las sesiones en la ronda de ruegos y preguntas una chica le preguntó a David ¿“Tú qué opinas de practicar durante el período”?.

David, (¡un majete total!) empezó a contarnos como un cuento con todo su gracerío de abuelo castañeta del yoga. Él en su día, había preguntado a tres yoguinis sobre este asunto. Y como en el cuento de los tres cerditos…

  • Una dijo que practicaba de igual forma que si no tuviera el período (haciendo ashtanga que es una práctica cañerita),
  • Otra le dijo que no practicaba
  • La otra que hacía una práctica adaptada y que no hacía posturas invertidas

Después de alguna que otra anécdota, el propio David acabó su explicación diciendo: “Yo te cuento lo que me han contado por que no puedo saber nada de eso. ¿Cómo voy yo a saber lo que tu cuerpo necesita?” ¡Ojú mi David!
Y aquí voy yo porque estoy con David. Nos han contado muchos cuentos y yo creo que el cuento sería otro: Ricitos de Oro

Ricitos de oro

Continue reading